“Rape Joke” by Los Angeles Team

Los Angeles Team está integrado por Belissa Escobedo y Rhiannon McGavin. Ambas asisten a LA County High School for the Arts. Forman parte de Get Lit Player y concursaron con el equipo en Brave New Voices 2014, donde obtuvieron el tercer lugar mundial. Han presentado entre activistas y celebridades como Maria Shriver y John Legend, en lugares de fama reconocida internacionalmente como Hollywood Bowl y LA Times Festival of Books. Belissa obtuvo el segundo lugar en  el 2013 Classic Slam con su equipo LACSHA, también disfruta de trabajar como voluntaria en producciones teatrales de niños y en refugios para personas sin hogar por todo Los Angeles. Las pasiones de Rhiannon fuera de la poesía incluyen el chocolate, los gatos, los libros, la jardinería y enseñar a niñas a hacer películas. Es posible encontrar en Youtube su serie Condensed Shakespeare.

Knock, knock.
Who’s there?
Rape joke.
Rape joke? Rape joke who?
Rape joke who’s not fucking funny.

Don’t worry, we’re good victims!
We won’t cry too loud, or demand your attention, or ask for trigger warnings.

Men like to use the excuse “boys get raped, too” when they hear women talking about their personal experiences.

First, “boys get raped” should be it’s own sentence. If you’re only acknowledging their trauma to silence female survivors, then you’re a scumbag.
Second, all the male survivors we know would kick your teeth in for saying that.

And your friends who aren’t survivors can’t sympathize with you until they know all the gory details-
Please. Get your porn somewhere else.

And once you do get their sympathy, it sounds like:
“Someone catcalled me once, so I totally get it!”
“Someone stepped on my foot last week — it was a man. I just felt so invaded!”

And to the boys who write poems:
“To raped girls: Don’t worry! There’s good men out there. The light at the end of such a dark tunnel!”
They’ll hold your hand in court and everything. Thank God I’ll get some thoughtful dick someday.

You know, those poets will tell you,
“Violets are growing in the shadows under your eyes.”
They’re not violets. It’s skin. I know it’s skin. It’s good skin. It’s gonna be skin regardless of what metaphors you attach to it.

You’ll be there when I cry (until my eyes get puffy and red).
You won’t be tearing off my lace panties (because they were expensive, and they make me feel like I’m worth something).
Once you figure out that the only time I deep throat is with the feeding tube at the psych ward, you’ll be gone.

And if you do want a healing relationship, how do you talk about it when the language is rooting against you?
“Hey, wanna bang?”
“Screw.”
“Nail me!”
Everything is so violent!

How to flirt with a rape survivor:
Approach slowly and cautiously.
Do not make any sudden movements or loud noises.

“Hey, baby, I’ve got anxiety, depression, PTSD, and crushing sexual insecurity!”
“You wanna come back to my place and hold my hair while I vomit?”

And then there’s feminists who feel entitled to our poetry and narratives because, as they say:
“Under the Patriarchy, like, ALL women are constantly threatened by rape.”
What does that make us?
Hold on, Belissa — I’m turning into a statistic!
Holy pepper spray, Batman!

I can only see in binary! The ones look like penises!
Quick! You’ve got to pull it together for…

Slut walk!

Truly, nothing helps rape survivors of all gender, ethnicity and economic level than rich white girls walking around half naked while collaborating with the police.
Because the cops, historically, are so good at supporting victims and catching rapists.

Getting real tired of slut walk slogans, too.
“Don’t slut shame me”?
How about, “Do not refer to me as a slut. Ever.”

“Real men don’t rape”? Oh, shit! Must have been a ghost, then!
“Consent is sexy”? Lingerie is sexy. Consent is a basic human right.

You guys are supposed to be the adults we look up to, but we went through our moon goddess phase in 7th grade.

Humor helps trauma. We just want to know that you are laughing with us.
We can joke about it because it is ours to joke about, similar to how our bruises are ours to poke at, and yours to keep away from.

Toc, Toc
¿Quién es?
Chiste sobre violación
Chiste sobre violación, ¿quién?
Un chiste sobre violación que no es pinche gracioso.
No se preocupen, somos muy buenas víctimas
No lloramos muy fuerte, ni les exigimos su atención, mucho menos pedimos advertencias de peligro.
A los hombres les gusta usar la excusa “a nosotros también nos violan” cuando escuchan a una mujer hablar de su experiencia personal.
Primero, “A los hombres los violan” debería ser una oración por sí misma. Si solamente mencionas su trauma para silenciar a las sobrevivientes, eres un pendejo.
Segundo, todos los hombres sobrevivientes que conocemos te romperían la cara por decir eso.

Y tus amigos, no sobrevivientes, no pueden simpatizar hasta que escuchan los detalles escabrosos.
Por favor, consigue tu porno en otro lado.

Y una vez que conseguiste su simpatía es como:
“Me chiflaron en la calle una vez, obvio te entiendo perfectamente”
“Alguien me insultó la semana pasada… Fue un hombre. ¡Me sentí tan violentado!”

Y a los tipos que escriben poemas:
“A las chicas violadas: ¡No se preocupen!. Hay hombres buenos allá fuera. ¡Hay luz al final de este túnel tan oscuro!”
Ellos te tomarán la mano cortejándote y toda la cosa. Gracias Dios porque conseguiré una verga tan considerada algún día.

¿Sabes? Esos poetas van a decirte
“las violetas crecen en la sombra bajo tus ojos”.
No son violetas. Es piel. Yo sé que es piel. Es buena piel.
Seguirá siendo piel no importa qué metáforas le endilguen.

Estarás ahí cuando llore (hasta que mis ojos me queden rojos e hinchados)
No estarás arrancando mis calzoncitos de encaje (porque eran caros y me hacen sentir que valgo algo).
Una vez que sepas que la única vez que actué “garganta profunda ” fue con la sonda de alimentación en la sala de psiquiatría, vas a irte.

Y si de verdad quieres una relación que sane? ¿cómo se puede hablar de ella si toda la lengua está enraizada en tu contra?
“¿Quieres coger?”
“Dame duro?
“Métemela”
¡Todo es muy violento!

Cómo ligar con una sobreviviente de una violación:
Acércate lenta y cautelosamente.
No hagas movimientos bruscos o ruidos fuertes.

“Hola, guapo, tengo ansiedad, depresión, estrés postraumático y una aplastante inseguridad sexual
“¿Quieres ir a mi casa y sostenerme el pelo mientras vomito?”

Y luego están las feministas que se sienten identificadas con nuestra poesía y nuestras narrativas porque, como dicen
“Bajo el Patriarcado es como que TODAS las mujeres están constantemente amenazadas por la violación”
¿Eso en qué nos convierte?
Espera, Belissa… ¡Me estoy convirtiendo en una estadística!
¡Santos gases pimienta, Batman!

Sólo puedo ver en binario. ¡A esos, los que parecen penes!
¡Rápido! Tienes que descifrarlo para…
¡La marcha de las putas!

De verdad, nada ayuda más a lxs sobrevivientes de violación de todos los géneros, etnias y clases sociales que chicas blancas y ricas caminando medio desnudas mientras colaboran con la policía.
Porque los policías, históricamente, han sido tan buenos apoyando a las víctimas y atrapando a los violadores.

También me estoy cansando de todas esas consignas de las marchas de las putas
“No intentes humillarme al decirme puta”
Qué les parece mejor: “Nunca te refieras a mí como una puta. Nunca”

“¿Los hombres de verdad no violan?” Oh, mierda, seguro fue un fantasma.
“¿El consentimiento es sexy? La lencería es sexy. El consentimiento es un derecho humano básico.

Ustedes deberían de ser los adultos que estamos buscando, pero superamos nuestra etapa de ser la diosa del amor en séptimo grado.

El humor ayuda al trauma. Solamente queremos saber que se están riendo con nosotros.
Podemos bromear sobre eso porque lo nuestro es bromear, igual que nuestras heridas son nuestras para apuñalarlas y suyas para dejarlas en paz.


Sobre las traductoras: 

16245004_10155046028882922_1412670157_oAnaclara Muro (Zamora, 1989). Después de decidir dedicarse a la eminente carrera de Letras Hispánicas, cultivó su formación en la creación literaria. Heredera de la tradición de la bucólica poesía, se desarrolló en el guionismo y otras artes. Participa con entusiasmo en el Slam Poético Queretano, Horizontal. Taller de escrituras y Lucha de Escritores Anónimos. En algunos momentos, en medio del ajetreo de la vida cotidiana, se detiene a traducir bellas poesías.

Monserrat Acuña (16244542_1842495245969056_1539131777_nQuerétaro, 1994). Entusiasta jovencita que, con la dedicación propia de su género, estudia el último semestre de la Licenciatura en Estudios literarios en la Facultad de Lenguas y Letras de la Universidad Autónoma de Querétaro. Ha demostrado su fino uso de la pluma en prestigiosas publicaciones como La Rabia del Axolotl, Revista Baquiana, Literalia, Monolito y Espora. Su discreta naturaleza le ha hecho interesarse en el estudio de la lengua y el ejercicio de la traducción.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s