Las Evas de Velarde no andaban de mala copa

Por Verónica G. Arredondo

al contrario, ajustaban talla 36 o 34

bajos larguísimos encajes, a veces, al aire

Ni putas ni infantas

Canonizadas, alabadas, malqueridas, reprimidas, endiosadas –más no a la deidad correcta– malcogidas, jamás

Ramón puedo tener a la que le viniera en gana, o mejor dicho, a La que decidiera apuntarle en el ojo y morder la bala

Colegialas ilustres, de parentesco inventado (?), coquetas y espigadas, de la infancia amigas susurraban su nombre, de cuchicheo en cuchicheo

La falda bajada hasta el huesito es un mito urbano, la altura deseada es:

bajo el maxilar de las caderas, exponiendo en su totalidad las caladas medias, pendiendo de un fino liguero  

Es mentira que las Evas prendieran el fogón sin meterse a bañar

(sin excepción en domingo)

Cosificadas, multiplicadas, patriarcadas, endemoniadas y exorcizadas, beatificadas, lubricadas, empoderadas y mul-ti-or-gásmicas

De la jarciería desaparecía la soga para marcar en la piel enrojecida el nombre

“Ramoncito” era un chico malo, promiscuo y persignado, tenía por insomnio la culpa

Tras hincar el tacón en su espalda, las jerezanas conocían la exacta medida

para hacerlo jadear

Se sabe que tuvo a más de alguna(s), pero ellas lo dejaban siempre pidiendo ¡más!

Espero que los Berumen, la familia, no den con estas líneas y quiéranme ajusticiar

De los manzanos Jerez se preparan los licores derramados el sábado de gloria

en tan excelso bacanal

Dicen que alguien escuchó una vez, de labios de una jerezana proferir:

“Podremos compartir de una misma copa: whisky, ginebra, brandy o mezcal,

mas no moderemos la misma manzana

Trátame suavemente, y no seré hoy tu domadora”.


16463353_10210638385929554_7378604733915232772_oLa Srita. Verónica Arredondo nació en Guanajuato en 1984. Estudió la Maestría en Filosofía e Historia de las Ideas por la UAZ, actualmente se encuentra estudiando el doctorado en Artes en la Universidad de Guanajuato. Lleva una vida normal: asiste al teatro, a bailes, a fiestas, toma clases de canto y equitación. Sus bellas palabras pueden ser encontradas en los prestigiosos libros Verde fuego de espíritus (2014) y Ese cuerpo no soy (2015). Con un estilo sencillo, esta precoz jovencita nos regaló en el 2014 su libro de ensayos Voracidad, grito y belleza animal y otros libros de artista. Sus discretos poemas han aparecido en importantes medios como Periódico de Poesía de la UNAM, Nexos, Tierra Adentro, entre otras revistas. Esta distinguida jovencita también ha participado en encuentros internacionales dentro y fuera del país. En el 2014, la hermosa guanajuatense se laureó con el Premio Nacional de Poesía Ramón López Velarde 2014 y el Premio Dolores Castro de Poesía 2014.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s