Maria Mercè Marçal: Vencidas, no. Desposeídas

650_14790558529788499308982

Maria Mercè Marçal i Serra nació en Ibars de Urgel, Lérida el 13 de noviembre de 1952 y falleció en Barcelona el 5 de julio de 1998. Fue una poeta, catedrática, narradora y traductora catalana. Activista feminista, lesbiana, nacionalista catalanista y comunista, además de editora. Fue pionera por su tratamiento  del amor lésbico en la literatura catalana. Es imposible hablar de ella sin destacar sus esfuerzos por dar visibilidad a las escritoras contemporáneas y su trabajo en la recuperación de una genealogía literaria femenina, así como la reivindicación y visibilización de los rostros que integran dicha tradición.

 

Recomendación

La escritura de Marçal es una escritura congruentemente femenina. Un sujeto mujer cuya perspectiva es ginocéntrica y feminista. La misma autora afirmaba que entendía su literatura como una escritura de mujer. Una escritura que se asume con orgullo genéricamente diferenciada y cuyo distanciamiento tiene que ver con un posicionamiento político en contra las estéticas uniformes que legitiman lo semejante (por “trascendental”) y que terminan por invisibilizar la condición femenina. Marçal pretende poetizar la experiencia de poseer un cuerpo de mujer. Hay un énfasis en la sensorialidad que no puede separarse del trabajo lingüístico dentro del poema. La apuesta es por el riesgo verbal y conceptual, además de por los versos que suelen ser largos y complejos. Sus textos están atravesados por la triple experiencia de su marginalidad: haber nacido mujer de clase baja y nación oprimida. No obstante, no hay dentro de la propuesta estética un ideario ideológico determinado, sino una serie de cuestionamientos que flexibilizan las categorías. Escribir como mujer es abandonar las certezas.

La poética de la catalana juega en el límite entre el yo y el otro. Por un lado, el hecho lingüístico es fundamental dentro de su escritura. Eso le ha llevado a incorporar variedades de registros expresivos y elementos de la tradición popular pertenecientes a su lengua. Por otro lado, su enunciación como mujer coloca al ideario femenino en una posición central y no subsidiaria. Escribe en una lengua que es “la otra”, una lengua minorizada. El cuerpo que escribe es uno distinto al masculino. El deseo que enuncia no actúa en función a un otro-hombre. La lengua y el cuerpo, así como el erotismo que habita dentro de los poemas son extraños por marginales. Aquí presentamos una pequeña selección de su obra:

 

Toda mujer adora un fascista
Sylvia Plath

Esa parte de mí que adoraba a un fascista
—o lo adora, ¡quién sabe!—
yace contigo, pace contigo

No le espanta la tumba. Llamada desde siempre
al reino más oscuro
muere contigo, y vive de ti.

Ofrenda temblorosa. Sólo sabe seguirte
y aferrarse a tu mal
como a un puerto seguro.

Medusa deshuesada, lo que queda de mí
lucha por completarse
sin ti, lejos de ti.

El bisturí vacila ¿Quién me habita ahí afuera?
¿De qué forma pensarte
como si yo no fuese tú?

*****

 

DIVISA

Al azar agradezco tres dones: haber nacido mujer,
de clase baja y nación oprimida.
Y el turbio azul de ser tres veces rebelde.

*****

 

No estrangules a la niña que vive, rebelde, en mí
que me incita al candor, a encender la mirada,
a estrenar bosques donde los lobos anochecen
y a creer en el poder de las palabras:
insecto extraño que incluso clavado
en su minúsculo estertor
impenitente enarbola
el reto de su vuelo

*****

 

DECAPITACIÓN 80

Me desnudo de todo por esperarte.
De los alfabetos que he aprendido
y de la corteza.

Vuelco tinteros y,
en un gesto
sin trampas,
corto en redondo
la cabeza de todos los esquemas.

******

 

YO SOY LA OTRA.

Tú eres yo misma: esa parte de mí
que se me rebela,
que expulso lejos y que vuelve a mí
hecha deseo, canto y palabra.

Hecha deseo, canto y palabra
te miro. Yo soy tú misma.
No me reconozco: soy la otra.

*****

 

Vindicaremos la noche
y la palabra MUJER
entonces crecerá el árbol
de la liberación.

*****

 

TE AMO CUANDO TE SÉ desnuda como una niña,
como una mano partida, como un reclamo agudo
y tierno que me llamara desde una rama desnuda,
como un pez que olvidara que existen los anzuelos.

Como un pez asustado con un anzuelo en la boca.
Como el estrago en los ojos de un niño mutilado
en el sueño, en la carne. Como la sangre vertida.
Desnuda como una sangre.

Te amo cuando te sé desnuda como una navaja,
como una hoja viva y ofrecida, como un rayo
que la calcina, ciego. Como la hierba, como la lluvia.
Como mi sombra, desnuda detrás del espejo helado.

Tan desnuda como un seno enganchado a mis labios.
Como el labio abierto de un viejo desdentado
encarado a la muerte. Como la hora desarmada
y abierta del deshielo.

*****

 

Vencidas, no. Desposeídas
de la raíz, o bien cerradas
sin camino, clavadas cuerpo adentro.

De la mirada viva que recuerda,
en un secuestro de sal arrancadas
rígida camisa de fuerza,
dolor fósil o
sometidas a ley de extranjería
sin interrupción.

Morir, quizá tan sólo
perder forma y contornos
deshacerse, ser
succionada hacia adentro
del útero vivo,
matriz de dios
madre: desnacer.

*****

¿Dónde encontrarnos, lejos de este espacio marcado, bajo el sello real del gavilán, en que para vivir, desde el principio, nos hemos traicionado? Rehacer el viejo pacto de sangre roto saber dónde estás tú, dónde estoy yo, Quién lo sabe… nosotras…

Y otro nombre, se los ruego, denme para el amor.

****

 

TRAPO DE POLVO, escoba, sacudidor, gamuza

estropajo, cepillo y plumero, bayeta
escamas de jabón y lejía y arena
jabón en polvo, cubo, azulete y netol.

Paleta de las mantas, salfumán,
barreño, pozal, paño, esponja, palo
orinal y ceniza de lavar.

Sale el guerrero al campo de batalla.


16244542_1842495245969056_1539131777_nSobre la recomendación:
Monserrat Acuña (Querétaro, 1994), es una entusiasta jovencita que, con la dedicación propia de su género, estudia el último semestre de la Licenciatura en Estudios Literarios en la Facultad de Lenguas y Letras de la Universidad Autónoma de Querétaro. Su discreta naturaleza le ha hecho interesarse por la crítica literaria. Disfruta especialmente de recomendar poemas a sus amigas en El Periódico de las Señoras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s