When Fat Girl Gets Skinny by Blythe Baird

Blythe Baird nació el 5 de agosto de 1996. Es poeta y actriz. Como actriz es conocida por su aparición en las películas Divergente (2014) y The Unmiracle (2014). Como poeta, su trabajo ha sido publicado en The Huffington Post, Write Bloody, EverydayFeminism, Button Poetry, Chicago Literati, Banango Street, Wicked Banshee, y otros medios. En 2014, representó a Chicago en la competencia nacional de Slam Poetry, siendo la contendiente más joven. En el 2015 fue publicado su primer libro: Give Me A God I Can Relate To.

 

 

Cuando la chica gorda adelgaza

En el año de las palomitas sin mantequilla y las gelatinas sin azúcar

consumíamos bebidas energizantes y vodka

mientras brindábamos por la preparatoria y la supervivencia

y halagábamos el espacio entre nuestros muslos

 

Intentamos dietas que encontramos en internet:

cigarros mentolados, comer frente al espejo, donar sangre

reemplazar las comidas con otros hobbies prácticos

como hacer coronas de flores o desmayarse.

 

Mientras nos preguntábamos por qué yo no había tenido mi periodo en meses o por qué el desayuno sabía como a darse por vencida

O de cuántas maneras más productivas pude haber pasado mi tiempo hoy, además de googlear las calorías en el pegamento de un sobre de los Estados Unidos.

 

Mirábamos Americas Next Top Model como el evangelio

nos inclinábamos desnudas sobre el santuario en el escalón del baño

llorábamos en un tazón vacío de cereal de chocolate

porque sólo me siento bonita cuando tengo hambre

 

Si no te estás recuperando, estás muriendo.

 

A los dieciséis años, ya había experimentado tener sobrepeso, bajo peso y obesidad.

Cuando era niña, “gorda” fue la primera palabra que la gente usó para describirme,

la cual no me ofendió, hasta que descubrí que se suponía debía hacerlo.

 

Cuando perdí peso, mi papá estuvo tan orgulloso que empezó a llevar en su cartera una foto del antes y el después

tan aliviado porque podía dejar de preocuparse de que yo tuviera diabetes.

Él vio un programa en las noticias sobre la epidemia con la obesidad y dijo que estaba tan contento de finalmente verme cuidándome a mí misma.

 

Si desarrollas un desorden alimenticio cuando ya eras delgada desde el principio, vas al hospital.

Si desarrollas un problema alimenticio cuando no eras delgada desde el principio, eres una historia de éxito.

 

Así que cuando me evaporé, por supuesto que todo el mundo me felicitó por estar sana.

Las chicas en escuela que nunca antes me habían hablado, me detenían en los pasillos para preguntarme cómo lo había hecho.

Yo digo “estoy enferma”. Ellos dicen “¡No, eres una inspiración!”

 

¿Cómo podría no enamorarme de mi enfermedad?

¿De convertirme en el tipo de silueta de la cual la gente debería enamorarse?

¿Por qué querría dejar de tener hambre, si la anorexia era lo más interesante de mí?

 

Así que qué afortunado es ahora ser aburrida.

El modo en que no voy al hospital es aburrido

la forma en que miro una manzana y sólo veo una manzana, no sesenta o media hora de abdominales, es aburrida.

 

Mi historia no será tan emocionante como solía ser

pero al menos no hay nada más que contar

la calculadora dentro de mi cabeza finalmente se detuvo.

 

Solía amar la sensación de tomar agua con el estómago vacío, esperando que el frío se deslizara todo el camino hasta aterrizar en el hueco.

Sin estar obsesionada con estar vacía pero con miedo de estar llena.

 

Solía estar orgullosa de tener frío en una habitación caliente.

Ahora, estoy orgullosa. He dejado de buscar venganza en este cuerpo.

Este fue el año de comer cuando tenía hambre sin castigarme y sé que suena ridículo, pero esa mierda es dura.

Cuando era chica alguien me preguntó qué quería ser cuando creciera y yo dije “pequeña”.

 

 


Sobre las traductoras:

16245004_10155046028882922_1412670157_o

Anaclara Muro (Zamora, 1989). Después de decidir dedicarse a la eminente carrera de Letras Hispánicas, cultivó su formación en la creación literaria. Heredera de la tradición de la bucólica poesía, se desarrolló en el guionismo y otras artes. Participa con entusiasmo en el Slam Poético Queretano, Horizontal. Taller de escrituras y Lucha de Escritores Anónimos. En algunos momentos, en medio del ajetreo de la vida cotidiana, se detiene a traducir bellas poesías.

16244542_1842495245969056_1539131777_nMonserrat Acuña (Querétaro, 1994). Entusiasta jovencita que, con la dedicación propia de su género, estudia el último semestre de la Licenciatura en Estudios literarios en la Facultad de Lenguas y Letras de la Universidad Autónoma de Querétaro. Ha demostrado su fino uso de la pluma en prestigiosas publicaciones como La Rabia del Axolotl, Revista Baquiana, Literalia, Monolito y Espora. Su discreta naturaleza le ha hecho interesarse en el estudio de la lengua y el ejercicio de la traducción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s