Paloma M. Maza: Manual de cuidados íntimos para señoritas II

Tras la publicación del primer Manual de cuidados íntimos para señoritas, La Redacción de El Periódico de las Señoras, su Semanario de confianza, descubrió que había muchas más inquietudes que quitaban el sueño a nuestras lectoras. Con eso en mente y ayudadas del conocimiento de la Doctora Paloma M. Maza, decidimos hacerles llegar esta segunda entrega, preparada con mucho cariño por todas las colaboradoras. Ojalá encuentren informativa la lectura de esta segunda entrega y no olviden hacernos llegar cualquier duda que turbe su espíritu.

Manual de cuidados íntimos para señoritas.
Parte II

1. ¿Vagina es lo mismo que vulva?

No. La vulva comprende los órganos sexuales externos de una mujer. Incluyendo el monte de Venus, labios mayores, labios menores y clítoris. Abarca también el vestíbulo vulvar donde se encuentran las salidas de la uretra, vagina y  glándulas vestibulares, encargadas de la lubricación.

La vagina es el conducto que va de la vulva hasta el útero y forma parte de los órganos sexuales internos, junto con el cérvix, útero, trompas de falopio y ovarios.

2. ¿Existe la eyaculación femenina?

Sí.  Aunque creemos que es un concepto relativamente nuevo, la eyaculación femenina ha estado presente a través de la historia y en diferentes culturas.  El mismo Aristóteles, hace más de dos mil años, describió la expulsión de fluidos diferentes a la orina durante el orgasmo femenino. En algún punto de la historia , en la cultura occidental, la eyaculación se convirtió en una cualidad exclusiva de los hombres. Los médicos de la antigüedad descartaron la posibilidad de que una mujer eyaculara, primordialmente porque no encontraban valor reproductivo en la aseveración y lo asociaron  con la incontinencia urinaria.  Sin embargo, el concepto formó parte importante del desarrollo de las mujeres en varias culturas no occidentales. Como es el caso de la tribu Batoro, en Uganda, donde las mujeres mayores enseñan a las jóvenes a eyacular en un ritual llamado “kachapati” que se traduce literalmente como rociar las paredes. De igual manera, en algunas culturas orientales, que la mujer eyacule ,representa un factor imprescindible para la fecundación, por lo que se le da gran importancia a su enseñanza desde cortas edades.  

Actualmente sabemos que el líquido eyaculatorio proviene de las glándulas que rodean la uretra, antes conocidas como glándulas de Skene. Hoy en día, reciben el nombre de Próstata femenina, debida a las similitudes con su homóloga masculina, dándole un reconocimiento nuevo a la eyaculación femenina como una respuesta sexual normal y como una habilidad olvidada a causa de prejuicios patriarcales.  

(Recomiendo el libro: Pucha Potens: Manual sobre su poder, su próstata y sus fluido de la feminista Diana J. Torres).

 

3. ¿Cuáles son los riesgos de no usar condón?

Como mujeres, creemos que lo peor que nos puede pasar al tener relaciones sexuales sin protección es quedar embarazadas. Sin embargo, existe una mayor y más temible probabilidad de contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS). Se estima que cada día más de 1 millón de personas en el mundo las contraen.  

Existen  más de 30 virus, bacterias y parásitos que se sabe se transmiten por contacto sexual. Incluyendo  prácticas vaginales, anales y orales. De estas, 8 infecciones son las más comunes en el mundo. 4 son actualmente curables:  clamidiasis, gonorrea, sífilis y tricomoniasis. Las otras 4: hepatitis B, herpes simple , VIH y virus del papiloma humano (VPH), son infecciones virales incurables.

Más allá del efecto o síntomas inmediatos de la infección, que va desde ardor, comezón, aparición de verrugas, úlceras o secreciones purulentas,  las ETS, si no son tratadas,  pueden tener consecuencias muy graves como infertilidad, cáncer,  o hasta la muerte. En caso de embarazarse existe el riesgo de prematuridad, deformidades congénitas y muerte prenatal. Esto es particularmente relevante ya que en la mayoría de los casos, las ETS son asintomáticas o sólo van acompañadas de síntomas leves que no necesariamente permiten un diagnóstico certero,un tratamiento oportuno o la interrupción del contagio. Aunque no se vea o se sienta,  no quiere decir que no esté ahí.

En nuestro país se estima que al menos un 30% de la población sexualmente activa tiene o ha tenido una ETS. Aunque puede parecer algo que jamás va a sucederte, la probabilidad de que te contagies, si no te cuidas, es bastante alta. Vivir con una ETS, puede marcar para siempre tu vida y exigir una práctica sexual segura, es parte de quererte y respetarte a ti misma.

4. ¿Qué debemos saber del papiloma?

Los Virus del Papiloma Humano (VPH), son la causa de la infección viral más común del tracto reproductivo. Se transmite por contacto directo sobre la piel y no es necesaria una penetración para su contagio.  Se estima que hasta un 60% de la población mexicana, sexualmente activa, tiene al menos uno de los más de 150 tipos que hasta ahora se conocen. Muchos de estos no causan problema alguno  y pasan completamente desapercibidos. Algunos otros pueden provocar  las famosas verrugas genitales y no genitales, las cuales suelen ser recurrentes y difíciles de erradicar. Pero su importancia recae en que al menos, 13 tipos de virus  pueden provocar lesiones precancerosas, que al no ser tratadas a tiempo, pueden evolucionar a cáncer cervicouterino. El segundo cáncer más común en mujeres mexicanas.

El significado de estas lesiones precancerosas, produce mucha confusión en mujeres. Muchas veces debido al miedo que nuestro sistema de salud quiere impartir.  Pero es importante aclarar, que el que tengas una lesión causada por alguno de los tipos de virus que pueden evolucionar a cáncer, no quiere decir, PARA NADA,  que tengas  o vayas a tener cáncer. De hecho, se requiere un promedio de 10 a 15 años de evolución, sin tratamiento, para poder llegar a desarrollarlo. Aunque estas lesiones son sumamente fáciles de tratar y es relativamente complicado que evolucionen a  lesiones malignas, siguen siendo una fuente importante de cáncer y muerte en mujeres en nuestro país y en el mundo. (Anualmente, la infección del VPH provoca 528 000 casos de cáncer cervicouterino y 266 000 defunciones).

Los síntomas que se asocian a este cáncer suelen aparecer únicamente cuando  ya se está en una fase muy avanzada y difícil de tratar. Por lo que acudir a realizarte  una prueba de Papanicolaou cada año, es sumamente importante.

5. ¿Qué pruebas es recomendable hacerse?

La pruebas que deben realizarse varían según la edad, la actividad sexual y los factores de riesgo en cada mujer y es importante acudir con un ginecólogo que pueda asesorarte individualmente. Pero en términos generales, una vez que comiences a tener relaciones sexuales es importante realizarte las siguientes pruebas:

  1. Papanicolaou  o citología en medio líquido para el VPH al menos una vez al año.
  2. Prueba de enfermedades de transmisión sexual más comunes (Gonorrea, Sífilis, Clamidia, VIH y hepatitis)  posterior a cualquier práctica sexual  de riesgo, sin protección, rompimiento de condón, al presentar sintomatología y/o al decidir usar anticonceptivos no de barrera con una pareja sexual estable.  

No tan asociado con tu salud sexual, pero igualmente importante para las mujeres:

  1. Una autoexploración mamaria cada mes , de preferencia una semana posterior a tu          menstruación y una vez al año con un médico calificado.  
  2. Una mastografía a partir de los 40 años cada dos años en centros especializados y cada año a partir de los 60.
  3. Una densitometría ósea (medición de calcio en tus huesos) cada dos años a partir de la menopausia, O antes si presentas algún factor de riesgo o antecedentes de osteoporosis en tu familia.
6. ¿Le recomendarías a una señorita usar un dildo?

Recomendaría al menos intentarlo. Te pueden parecer prácticas no convencionales, pero los dildos aparecen en la historia desde la antigua Grecia (450 – 300 a.C) , eran hechos de piedra, madera o cuero acolchado y se conocían como olisbos. Eran utilizados tanto por hombres como mujeres y su uso  se consideraba como una práctica sexual común  y placentera. Han tenido más de 2500 años  para evolucionar y  hoy en día los hay de todos los colores, tamaños, formas  y sabores, y fácilmente puedes encontrar alguno que se adapte a tus gustos y necesidades. Si te cansas de uno, puedes sólo cambiarlo, sin culpas, dramas o frustraciones. Puedes sentir que no son necesarios en tu vida, pero funcionan como una excelente herramienta para autoexplorarte, encontrar tus límites y tener autonomía en tu placer sexual.

7. ¿Cuántos tipos de orgasmo femenino existen?

El orgasmo se define como el punto culminante o de mayor satisfacción de la excitación sexual en las zonas erógenas o sexuales. Esas zonas erógenas pueden ser muy variables y dependen mucho de cada mujer y sus gustos personales. Pueden no sólo intervenir aspectos anatómicos,  sino componentes eróticos, emocionales y de convivencia.

Por mucho tiempo se le hizo creer a las mujeres, por fines reproductivos, que el orgasmo producido por estimulación vaginal en la penetración era el más común y fácil de conseguir. Sin embargo, múltiples estudios han demostrado que hasta un 70% de las mujeres nunca han tenido un orgasmo secundario a la penetración y sí mediante la estimulación del clítoris. Aunque esta última parece ser,  estadísticamente, la forma más eficientes de alcanzar un orgasmo, no es la única manera, ni aplica para todos las  mujeres. Se han encontrado estimulaciones orgásmicas procedentes de los  labios, pezones, ano, próstata, pies. Hasta en prácticas poco habituales como el ejercicio, en levantamientos de pesas y carreras de alto impacto.

8. ¿Crees que el aborto debe ser legal?

Se estima que por cada día que pasa, al menos 20 niñas menores de 15 años se convierten en mamás. Según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública,  hay al menos una violación por hora en nuestro país, tomando en cuenta sólo aquellas que se denuncian.  Y aunque las estadísticas no suelen ser muy fidedignas por el concepto de su legalidad, sabemos que el aborto es la segunda causa de mortalidad materna en nuestro país. Gran parte de estas muertes, asociadas a hemorragias e infecciones maternas evitables , por la práctica de abortos clandestinos en condiciones deplorables.

Claro que creo que el aborto debe ser legal.

El embarazo dejó de ser un estado fisiológico necesario u obligatorio  en las mujeres desde  hace mucho tiempo. Y aunque el solo planteamiento de continuar un embarazo como “decisión”, transgrede la enseñanza católica de la reproducción como plan divino y te condena por siempre en sociedad, el aborto en México se realiza y se seguirá realizando.  Miles de mujeres se mueren y se seguirán muriendo al realizarlo en lugares y condiciones de alto riesgo. Tenemos una gran necesidad no sólo social, sino sanitaria de que los derechos sexuales y reproductivos de la mujer dejen de ser asunto moral y/o religioso y comiencen a considerarse como asunto de salud pública. Así como legalmente nadie tiene derecho a imponerte o negarte la decisión de tratarte en situaciones médicas que pongan en riesgo tu salud, el aborto, o en su caso el embarazo, no deberían ser la excepción.

Se necesita cambiar urgentemente el cuestionamiento público de si se está a favor o en contra del aborto, por la interrogante de a quién le corresponde decidir. Y si lo que está en riesgo no es tu salud, tu cuerpo o tu futuro, la respuesta siempre debería ser : a ti no.


1012461_10151737496966696_1697559621_nLa Dra. Paloma M. Maza (Querétaro, 1989) es una señorita comprometida con la salud. Egresó del Tec de Monterrey como médica cirujana. Dedica hermosos momentos de inspiración a investigar todas las maravillas de la vitamina D y ha publicado brillantes artículos al respecto. Actualmente realiza una estancia de investigación en el Instituto de Neurobiología de la UNAM. Ha impartido numerosos talleres de salud, primeros auxilios, sexualidad y métodos anticonceptivos en diversas instituciones de educación media superior. Además de sus múltiples ocupaciones profesionales, dedica algunos momentos al desarrollo de las bellas artes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s