Alejandra Rodríguez: Que aquellas maternidades soñadas sucedan

¿Encuentros entorno al aborto?


Por Alejandra Rodríguez

 

Lo común del aborto

El tema no nos es ajeno, todas conocemos historias de mujeres en esta situación. Unas en condiciones más terribles que otras, con mayor riesgo y abandono. El tema de aborto es un tema de mujeres en situaciones particulares, de historias reales, de mujeres de carne y hueso con anhelos, planes, sueños. Es decir, tenemos que ver las situaciones en las que las mujeres deciden interrumpir un embarazo, posponer su maternidad.

Lo cierto es que las mujeres posponen sus embarazos para un tiempo mejor, porque tienen planes es sus vidas, las maternidades no son un tema menor y las mujeres lo sabemos.

Todas las personas tenemos una opinión sobre el aborto. A pesar de lo anterior, la opinión entorno al aborto nos tiene divididas: las personas antiderechos y las prochoice. Es sencillo: las primeras criminalizan y persiguen a las mujeres que deciden interrumpir su embarazo, mientras que las segundas creemos firmemente en que las mujeres tienen derecho a decidir el momento para ser madre o no.

La cosa es que no creo que tengamos tantas diferencias. Creo que muy en el fondo coincidimos. Yo creo que los legisladores, médicos, dirigentes de parroquias  y las que defendemos la decisión de las mujeres sobre su maternidad queremos lo mismo: maternidades placenteras para las mujeres, hijos e hijas amadas,  deseados, queridos, anhelados. Lo que no estoy segura es que sepan que nosotras, quienes apoyamos el derecho a decidir, formamos parte de ese proyecto, a través de el dialogo constante con las mujeres, con chavos y chavas. Difundimos información preventiva, vamos a las escuelas, que si el taller de métodos antifecundativos, que si el de prevención de infecciones de ITS y VIH, que si el de no violencia en el noviazgo, ahora el taller de plan de vida. Nosotras participamos para que aquellas maternidades soñadas sucedan.

 

El aborto como un tema de clase social


Casi siempre que se habla de aborto, se inicia con frases como “Es un tema complicado”. La verdad es que no. Creo que es sencillo: las mujeres saben cual es el mejor momento para ser madres, lo más complicado es el escarnio social, la criminalización de las mujeres, el señalamiento y la doble moral que apunta a las mujeres como culpables, cuando el acceso a una vida digna no la están propiciando los gobiernos. Son las mujeres pobres las que se llevan la peor parte, el tema de aborto se convierte así en un tema de acceso a la justicia de las mujeres pobres. Mujeres que no pueden pagar un servicio privado, tomar un vuelo a Houston e interrumpir su embarazo en clínicas seguras. Una mujer de clase baja, o una mujer pobre expone su vida llevando a cabo abortos clandestinos, de alto riesgo y en abandono. Como ven, el costo personal es muy alto.

Y vienen las preguntas, ¿es en serio que quieren maternidades forzadas? ¿En serio quieren obligar a las mujeres de nuestras comunidades a seguir con embarazos productos de violaciones?  ¿de verdad actúan con justicia cuando votan por leyes que castigan a las mujeres que deciden posponer una maternidad, para un tiempo mejor? ¿Es parte de su proyecto social juzgar a una mujer por decidir interrumpir un embarazo porque esta en riesgo su vida y su salud? y, finalmente ¿es imposible pensar que una mujer tenga un proyecto distinto al de ser madre?

El derecho que tiene una mujer de decidir cuando ser madre está fundamentado en la propia constitución mexicana. Es sabido que, en casi todo el mundo, se considera un crimen obligar a una mujer a proseguir con un embarazo producto de una relación sexual que violentó su autonomía reproductiva. Tan es así que el embarazo forzado se define como crimen de lesa humanidad.

¿Qué queremos? Tomen nota:

Ahora, después de estas reflexiones, preguntas al aire y pedradas directas, se preguntarán qué queremos las “prochoice”. Sencillo: queremos la despenalización del aborto. En Querétaro queremos que el estado garantice el acceso legal de las mujeres a una interrupción del embarazo seguro y gratuito. La ampliación de causales: queremos la causal Salud,  por lo menos, es decir, que una mujer tenga la opción de interrumpir su embarazo si su vida, salud y bienestar corren peligro.

 

Finalmente, para usted, hombre, ciudadano de a pie, queremos que sea cómplice de la felicidad de las mujeres y de las maternidades placenteras, y para esto le doy dos tips:

El primero es reconocer enteramente que las mujeres que deciden interrumpir un embarazo son personas con dignidad y derechos humanos, no criminales, y tienen derecho a decidir sobre sus cuerpos y sus vidas. El segundo es que se comprometan con los cuidados, que sean más justos y éticos con las personas que dicen amar.


11080621_1558274991088856_5674867381221602138_oAlejandra Labala Rodríguez nació en 1986 en la bella ciudad de La Paz, Baja California Sur. Es una talentosa performancera y activista, también hace videos de posporno, con todo el recato propio de una señorita. Si el ambiente es acogedor, Labala se desnuda para ejecutar sus performances. Está sumamente comprometida con el activismo gordo. Estudió sociología y ha aportado sus valiosos conocimientos en el colectivo feminista Degeneradas y en la ONG Ddeser.


La foto de portada es el cuadro de la artista Arpita Singh, titulado Summer months.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s