Leonor Olmos: no se dirige la voz hacia el cuerpo que la contiene

1.- SE PUEDE ROMPER UN CORAZÓN TODAVÍA MÁS EN PEDACITOS

se puede romper incluso todavía más un corazón en una zona bombardeada, se puede romper incluso todavía más en un huso o en un horario diferente – el capitalismo salvaje contaminó cada partícula de mi ser el capitalismo salvaje destetó mi boca cuando niña

YA NO HABRÁ QUE HABLAR ENTRE LOS MUERTOS, pero los vivos tampoco hablan – y sólo conjugan sombras / parásitos, mientras compran en el mall el nuevo plasma líquido pantalla curva plana cóncava modelo funcional modelo minimalista modelo biodegradable modelo de última generación

se puede romper incluso todavía más un corazón incluso se puede romper un poco más todavía

–los aeropuertos nunca están vacíos a las 4 de la mañana / se elevan los aviones en el cielo; se sumergen los aviones en el cielo n o h a y s i l e n c i o en una mañana en un atardecer en una hora perdida entre lima y buenos aires; no se dirige la voz hacia el cuerpo que la contiene

¿qué contiene la voz? sino llantos sino gritos sino asfixia hospitales psiquiátricos carniceros;

¿estamos hablando del mismo dolor? ¿estamos hablando del mismo sueño?

MI CRISIS de asma es un problema inmunológico es un problema respiratorio es un problema que no tiene solución y es de por vida

porque la maleza crece en mis pulmones

porque la maleza cede en mis pulmones

porque la maleza devora mis pulmones porque cuando Jorge González hace el cover de Necesito Poder Respirar siento me habla directamente – sin intermediarios–

porque esa observación – demuestra cierta neurosis sobre el tema que no ha sido menos después de tres médicos de tres exámenes de tres diagnósticos–

muestras de sangre, muestras de tejido,

muestras de

carne disuelta en una plaquita de metal

no fue esa ciudad m i s a l v a c i ó n

no fue esa ciudad un e s t a d o d e l á n i m o c o n v e xo

sino el cielo abierto sino el cielo cayéndose a pedazos / sino un aterrizaje forzoso sobre una pista congelada por el hielo un día de verano a 24° a la sombra – en perfecto estado _ en una estación militar estadounidense en suelo

chileno peruano cubano pakistaní

en suelo

argentino japonés panameño dominicano

porque sólo_ necesito poder respirar _ para amarte, sólo el aire me puede ayudar

– también me gusta la versión original de Albert Hammond escucharla mientras viajo / mientras _ zombies cadáveres gas mostaza deambulan por las calles _ por algo de carne de piel, de calor_ sosteniendo sus bolsitas etiquetas marcas recién compradas; hay pájaros eléctricos que cantan el nuevo día; un remake de los que ya no están de los que ya no cantan de los que

han dejado / la vida / de los que han dejado la ciudad / ermitaños anacoretas hippies con sus bolsitos de lanas con sus cabellos dormidos

– mientras cráneos líquenes musgo carótida mientras el verbo ser se descompone pequeños piquetitos / hormigas aspas sierras colmillos en mi espalda

qué bello es el desgarro tan temprano por la noche

qué dulce despertar – de la muerte; anudarse las piernas, anudarse las manos, enhebrar objetos sobre la piel triángulos de plata de oro de diamante de ácido de pasta de lluvia

mientras las baldosas tan limpias ceremoniales asépticas resplandecientes se tragan este dolor

PERO ÉSTA ERA YO TAMBIÉN – que el poema hable de mí es una circunstancia azarosa dentro de las miles posibilidades del poema como soporte – sistema – escritura

que el poema hable de mí es parte de la voluntad del poema permeado por mi yo –

es posible caminar sobre las aguas_ es siempre posible caminar sobre las aguas, beber té en una ceremonia galáctica ser un venado  herido /ser un venado llagado, temblando luego de beber caña pisco ron aguardiente

destilado cualquiera destilado de flor destilado pintura rupestre destilado signo solar invirtiendo las orillas del cielo y de la tierra destilado orgánico símbolo ártico _ llenando de piedras mi corazón besando los ripios las faltas los errores

porque sólo_ necesito poder respirar _ para amarte, sólo el aire me puede

ayudar


Sobre la autora:

23602339_1894253204237287_2025381300_nLeonor Olmos nació en Coquimbo, Chile, en el año de 1988. Esta talentosa señorita, ha vertido sus letras en su primer libro llamado “;p0ema” con Kokoro Libros (España), y  sus bellos poemas han sido publicados en diversas revistas online como Transtierros, Jámpster, La Tribu, La Zine, entre otras. Mantiene un blog cuya dirección es: loscuadernosblancos.blogspot.com y su correo electrónico es leonorw.olmos@gmail.com.


La imagen de portada pertenece a la artista Shamanthi Rajasingham. Para conocer más de su obra, da clic aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s