Elsa M. Treviño: verter al río sus víctimas como bultos

Siete cadáveres   Siete cadáveres fueron vistos navegando río abajo. Iban atados y, de lejos, era como si sus superficies verdes y blancas y amarillas se tomaran de la mano. Tumbados boca arriba en su danza acuática, ellos no sabían que sus ropas ásperas estaban rasgadas ni que estaban muertos. Sabían, en cambio, que el …

Sigue leyendo Elsa M. Treviño: verter al río sus víctimas como bultos

Anuncios

Pía Ahumada: gotas y gotas de sangre podrida

LA CRÍA Junio / DosCeroCeroCuatro Sangre vieja   Se despierta limpia, preocupación en la casa. Se despierta limpia, me ha dicho que hace cuarenta días. Se despierta limpia, no puedo saber si le molesta más no sangrar o la posibilidad de estar preñada. Cincuenta días. Ira. Acaba de levantarse limpia, lo sabe, revisa entre sus …

Sigue leyendo Pía Ahumada: gotas y gotas de sangre podrida

Denise Griffith: que lo vaya a buscar al escritorio cuando termine con todas las burbujas

Explotar burbujas de plástico   Le digo que quiero la voligoma de los animalitos. Es el objeto más codiciado en ese estudio con el sillón de cuero marrón y los libros de derecho y de la Primera y la Segunda Guerra Mundial y los diskets y las revistas de computación y videojuegos con chicas. Suena …

Sigue leyendo Denise Griffith: que lo vaya a buscar al escritorio cuando termine con todas las burbujas

Selene Flores: Pásame la cafetera y ahórrate el comentario

Café negro -Una taza, ¿verdad? -Sí, chula. Y tráeme una dona glaseada si tienes. Termino de anotar en la libretita la orden y ensarto de nuevo la pluma entre mi pelo. Con el delantal amarrado por la cintura camino hacia la cocina, esquivando las sillas y las manos que se intentan acercar a mi falda, …

Sigue leyendo Selene Flores: Pásame la cafetera y ahórrate el comentario