Rosario Loperena: Emily, eso no es la belleza

Emily Dickinson Emily Dickinson no iba a la oficina ni calzaba jeans con aberturas ni usaba aplicaciones para retocar sus selfies Emily no se tomaba selfies Emily Dickinson no usaba los guiones como otras personas usan los guiones Emily Dickinson hubiera querido usar las palabras de forma natural como los hombres usaban sombrero A Emily …

Sigue leyendo Rosario Loperena: Emily, eso no es la belleza

Boy breaking glass by Gwendolyn Brooks

Gwendolyn Brooks nació en Topeka, Kansas en 1917 y fue criada en Chicago. Escribió más de veinte libros de poesía entre los que se encuentran Children Coming Home (The David Co., 1991); Blacks (The David Co., 1987); To Disembark (Third World Press, 1981); The Near-Johannesburg Boy and Other Poems (The David Co., 1986); Riot (Broadside …

Sigue leyendo Boy breaking glass by Gwendolyn Brooks

Anaclara Muro: pero no vayan a pensar que no quiero gustarles

Hoy quiero leer un poema feminista por Anaclara Muro Voy caminando por la calle, voy a terapia y me siento feliz porque creo que estoy arreglando mis problemas de codependencia y relaciones tóxicas. Un tipo me chifla pero yo voy caminando rápido y él también y cuando volteo para gritarle pendejo, él ya va muy …

Sigue leyendo Anaclara Muro: pero no vayan a pensar que no quiero gustarles

Valentina Díaz: No hay respeto por el oído ajeno

Oreja Por Valentina Díaz Del otro lado de la puerta suena la radio La Trevi grita que la mamila soy yo. La gente habla tanto que cacarea Tacones altos caminan detrás mío apresurándome Claxons, escapes, motores y balatas averiadas Vendedores insistentes. “Pásele güerita, aquí todo barato.” Allá afuera todo el mundo pregunta demasiado. Bla, Bla, …

Sigue leyendo Valentina Díaz: No hay respeto por el oído ajeno

Las Evas de Velarde no andaban de mala copa

Por Verónica G. Arredondo al contrario, ajustaban talla 36 o 34 bajos larguísimos encajes, a veces, al aire Ni putas ni infantas Canonizadas, alabadas, malqueridas, reprimidas, endiosadas –más no a la deidad correcta– malcogidas, jamás Ramón puedo tener a la que le viniera en gana, o mejor dicho, a La que decidiera apuntarle en el …

Sigue leyendo Las Evas de Velarde no andaban de mala copa